Información Importante!

Hola gente q tal? seguramente muchos abrieron este sitio con la esperanza de encontrar aunque sea una gota, un vale, o un vaso caliente de CERVEZA… no importa cómo, ni cuanto…pero GRATIS! Disfruto al desilusionarlos… ¡no hay cerveza!

Esto es solo un sitio que busca promover con publicaciones esporádicas un poco de Arte, Literatura y otras yerbas de autores solidarios del género "gratuito"

Espero que sepan pasar este buen trago. ¡Salud!

lunes, 13 de julio de 2009

Leandro Calle (Poeta)

Nació en Zarate en 1969. Es licenciado en Letras. Publicó Tatuaje de fauno (El Francotirador, 1999); Una luz desde el río (Alción Editora, 2001); Los elementos (Alción editora, 2003); Almas del Boquerón (Pircas argentinas, 2004); Pasar (Educc, 2004); Noche extranjera (El copista, 2007); entre otras publicaciones. Estudió humanidades, filosofía y teología en San Miguel, Buenos Aires. Completó parte de sus estudios literarios con Elizabeth Azcona Cranwell y parte de sus estudios teológicos en Francia.


Formó parte del grupo literario El sello el cráneo y la sed junto con los poetas Rogelio Pizzi, Raquel Garzón, Rafael Velasco y la escritora Susana Degoy.


Es el histórico conductor, del legendario e ilustre grupo literario: Palpita el Barro, compuesto principalmente por: Agustín Malvárez, Carolina Biga, Gabriel Rumi, Geraldine Mac Burney, Guillermo Córdoba, Javier Ressia, Julia Mattoni y Marco Marino, entre otros que quedaron en el camino...


Poeta, Maestro y amigo de quienes compartimos el placer por los sentidos, conocedor de sí mismo y de cada uno de los artistas que lo rodean, arriesgado en sus narraciones, amante de su profesión, y luchador incansable por la supervivencia de la cultura, su mundo está en los jóvenes y en cada uno de sus libros, sus textos, su humor, y una ideología propia que defiende ante todo y ante todos…


Selección de sus poemas:


Indispensable
a Matías

La ventana está fija como una herida en el tiempo.
Cada vagón tiene su muerte.
Mis ojos son canoas fracturadas en este tren intermitente
Abajo los rieles descansan como Sísifo.
Hay algo en mi como una raíz dura
un equipaje indispensable
un indominable mantra que repite:
Nadie se ha ido demasiado.

Aut: Leandro Calle



Alquimia

No volverán las sombras.
Conserva mi promesa como una intermitente caracola.
Voy a poner a hervir en un caldero el mediodía
para que huela a sol toda la casa.

Aut: Leandro Calle



V

¡Fuego!
La palabra explotó en los oidos del fusilado.
Fue el silbido de las balas
que dieron a los vendados ojos
la imagen veloz de un puñado de plomos.
Mordeduras en el aire.
También la boca del fusil
creó la nube necesaria
para no ver el cuerpo
cayendo lentamente.
¡Fuego!
Y no se escuchó más.
Se quemaba en la boca la última palabra.

Aut: Leandro Calle


Nif

Mi padre arrancó la cortina
la arrancó como quien caza una mosca en el aire.
Decidido cruzó el patio.
Cruzó toda la noche con la linterna a cuestas.
Buscó la pala y comenzó a cavar un pozo
un pozo en medio de la noche.
Yo lloraba de pie
y en la cortina celeste que nos salvaba del verano
estaba Nif sin vida
con su collar de choclo ahuyentando el moquillo.
Mi padre me abrazó. Ya no recuerdo.
Pero prefiero pensar que ante la muerte
que vestida de perro me mostró sus frías credenciales
mi padre me abrazó toda esa noche
y su calor me abraza todavia
como el collar de choclo en el cuello de Nif
que no lo abandonó ni hasta en la muerte.

Aut: Leandro Calle


¿Te acordás?
Dibujábamos con limón en el papel
y teníamos un lenguaje secreto.

Con un palito empapado
en jugo de limón
rayábamos las hojas
del cuaderno Rivadavia.

Nos mandábamos mensajes
que el calor de la vela encendida
nos revelaban letras de un color ambarino.

Era un lenguaje secreto
nuestro lenguaje.

Una vez puse el papel frente a la llama
y decia “te quiero”.
Nunca más dibujamos con limón
en las hojas del cuaderno Rivadavia.

Aut: Leandro Calle

Contacto con el autor: leandrocalle2000@yahoo.com

viernes, 3 de julio de 2009

Aparezco yo...


Mi nombre es Marco Marino, soy el creador de este blog, pero además soy estudiante de arquitectura, muchos dicen que soy POETA, y la verdad es que hace mucho tiempo que no escribo por temor a convertirme en “eso”, hay que reconocer que la palabra tiene su jerarquía… Yo voy a ser el primer escritor amateur en este sitio, no es arrogancia, el autopublicarme es solo para dar el ejemplo a todos aquellos que tienen miedo de reconocer lo que hacen, lo que escriben, en fin lo que son…

Aparezco

Aparezco con un vaso en la mano
buscando ser invisible, te observo
en una noche en la que todos quieren dormir.

Feliz de jugar con palabras
que por un momento no las escribiré
mi mente me pide a gritos
que el silencio no se vuelva infierno.

Aparecemos en un nuevo cuarto
decorado con melodías de un sucio tango
que va creando paisajes
paisajes indefinidos de encanto
que nacen desde tus ojos cerrados
en los que ríes y detienes la mirada.

Pero a punto de tocarte
vuelvo (sin tango esta vez)
vuelvo al vaso en la mano.


Aut: Marco Marino
(www.fotolog.com/marcomarino)

miércoles, 1 de julio de 2009

Cap 93 Rayuela


El texto de bienvenida a este nuevo espacio, no será de un escritor amateur, será de un grande de la literatura Argentina y del mundo, para empezar: Julio Cortázar

EL amor, esa palabra…

… No te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estas del otro lado, ahí donde me invitas a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames (como te gusta usar el verbo amar, con que cursilería lo vas dejando caer sobre los platos y las sabanas y los autobuses), me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado, jamás Wright ni Le Corbusier van hacer un puente sostenido de un solo lado, y no me mires con esos ojos de pájaro, para vos la operación del amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero. Claro que te curarás, porque vivís en la salud, después de mí será cualquier otro, eso se cambia como los corpiños…

… Sacás una idea de ahí, un sentimiento del otro estante, los atás con ayuda de palabras, perras negras, y resulta que te quiero. Total parcial: te quiero. Total general: te amo. Así viven muchos amigos míos, sin hablar de un tío y dos primos, convencidos del amor-que-sienten-por-sus-esposas. De la palabra a los actos, che; en general sin verba no hay res. Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiera elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al verse. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto…

Julio Cortázar
Fragmento del Rayuela (1963), Capitulo 93

Altamente Recomendado!

Loading...

pUbLiCItá En CeRvEzA gRaTiS!!!!!

Para publicitar en nuestra revista, y/o en nuestro blog, contactacte con nosotros a cervezagratis@hotmail.com , y descubrí los increibles beneficios que disponemos para vos..